12 marzo 2014

Fito y Fitipaldis los más solidarios

"No siempre lo urgente es lo más importante", recuerda Fito & los Fitipaldis en una de sus canciones más conocidas, A la luna se le ve el ombligo. En esta ocasión no es lo más importante pero sí lo más urgente porque 32.000 vizcaínos van a comer a diario a los centros sociales que reciben comida del Banco de Alimentos de Bizkaia.

Por eso, el grupo musical ha organizado dos conciertos benéficos los días 5 y 6 de octubre que van a cerrar una gira que va a durar más de doce meses y que va a recorrer 45 localidades. Con estos dos conciertos Fito & los Fitipaldis esperan recaudar 78.000 euros en taquilla para el Banco de Alimentos.

Las pequeñas ideas se convierten en grandes proyectos. Aunque la iniciativa fue de Fito, el cerebro de la operación ha sido su socio, Polako: él ha conseguido trasladar las ganas de ayudar que tenía el cantante al doble concierto solidario.

Pero no están solos. Para que saliera adelante la cooperación ha sido fundamental. Juntos bajo el lema Quiero colaborar y no cobrar, el equipo completo, 50 personas entre técnicos, cantantes y proveedores, ha respondido con total generosidad a esta iniciativa renunciando al salario y a los derechos de autor durante los dos eventos.

Polako explicó que su objetivo es que no haya gastos que puedan restar dinero al Banco de Alimentos. Por eso pidieron ayuda a Kutxabank (BBK), que les tendió la mano aportando 10.000 euros para tapar los gastos inevitables. Eroski también se subió al carro solidario prometiendo la suma de 31.000 euros al cierre de la gira y Aranzazu Hoteles, el Hotel Gran Bilbao y Atesa, entre otros, van a colaborar dando alojamiento y transporte al equipo de la banda. Por su parte, el Ayuntamiento de Bilbao tampoco se ha quedado atrás cediendo el teatro Arriaga para que se celebren los conciertos.

Las personas de a pie también pueden colaborar: el proyecto va a contar con una fila 0 (numero de cuenta) en el que todos van a poder ingresar dinero para el Banco de Alimentos de Bizkaia.

Tras los conciertos, el 7 de octubre se cerrará la cuenta, se sumarán los fondos y los 72 voluntarios del banco comenzarán la compra de alimentos para repartir en cada centro social. "Lo más impactante es que aunque donemos miles de euros el problema no se va a solucionar", lamentó Fito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario